La Armadura de Saúl - Lección Nº 5

Esta enseñanza es la continuación a las que ya fueron publicadas anteriormente; y para los que siguen el estudio continuamos con la vida de David. En esta oportunidad veremos un aspecto de Saúl y qué podemos aprender en esta ocasión.
Te recomiendo que lo leas con tu Biblia a la mano, y puedes transmitirlo a tu grupo juvenil... A vos joven, hay mucho que aprender de la vida de David y en esta serie verás como David llegó al éxito, como amó a Dios y cómo podemos tomar su ejemplo para hoy en nosotros.


"Y Saúl vistió a David con sus ropas, y puso sobre su cabeza un casco de bronce, y le armó de coraza. Y ciñó David su espada sobre sus vestidos, y probó andar, porque nunca había hecho la prueba. Y dijo David a Saúl: Yo no puedo andar con esto, porque nunca lo practique. Y David echó de sí aquellas cosas. 
( 1º Samuel 17: 38, 39)


Introducción: David se vistió y se desvistió. Leemos "Y David echó de sí aquellas cosas". Para tener victoria en el ministerio, tendremos que echar de nosotros "muchas cosas".


Puntos Básicos: "Y probó andar" , "porque nunca había hecho la prueba" , " yo no puedo andar con esto"

1.- "Y probó andar": David no dijo que no, sino que probó. En el ministerio (o desarrollo de tareas para el Señor), muchas cosas deben ser probadas, y no ser un pensador de negativismo espiritual. Sin probar algo que puede ser de ayuda no lo podemos rechazar. Además David fue obediente.
Saúl lo vistió, el no se enojó, ni rehusó sino que "probó andar". La obediencia es clave para la victoria en el servicio del Señor.

2.- "Porque nunca había hecho la prueba": Para David esta armadura, y caminar con ella, era una nueva experiencia. Dios muchas veces nos permite hacer en el ministerio, lo que no habíamos hecho antes. Muchas veces el servicio al Señor es una caja de sorpresas. David tuvo que hacer la prueba, de igual manera nosotros tendremos que hacer la prueba. No digamos: "no puedo", "no sirvo", "no podré hacerlo" o "no soy la persona escogida". Siempre tratar de hacer las cosas, antes de decir que No. No olvidemos que nadie hará las cosas por nosotros.

3.- "Yo no puedo andar con esto": Las buenas intenciones de otros a veces no nos ayudan en el trabajo (ministerio). Los "davides" deben rechazar la armadura de Saúl. ¿Qué puede ser la armadura de Saúl?

1. Los métodos: Cada líder tiene que orar a Dios para que éste le muestre los métodos que debe emplear en su trabajo. Muchos métodos ajenos no nos permiten andar.
2. El estilo: Cada siervo debe descubrir, superar y usar su propio estilo en el trabajo. Las imitaciones no garantizan el éxito. Al final diremos: yo no puedo andar.
3. Imposición de criterios ajenos: Hay que aprender a decir no, cuando algo no nos conviene. A veces nos resulta difícil decir que no, y nos metemos en problemas. Debemos aprender a decir "sí" y "no" con autoridad. El saber decir "sí" y "no" en el momento preciso determina nuestras decisiones, no solo para los demás sino para nosotros mismos, porque el saber determinarnos en esas circunstancias nos ayuda a crecer, madurar y adquirir experiencia en el ministerio.

Conclusión: David cambió la armadura de Saúl, por su cayado y cinco piedras lisas del arroyo, su zurrón pastoril, y su honda.
ASÍ VENCIÓ AL FILISTEO. USA TU PROPIA ARMADURA...

Puedes seguir con la Lección N° 6

Creado y Publicado por TodoGospel

0 comentarios:

Más Leído...

Las 7 Pruebas de Job

La Figura de Job y el concepto de "Prueba" "Mis amigos son mis escarnecedores; mis ojos lloran a Dios" (Job 16...

Búsqueda por Archivos

Suscribirse por Correo