La Fe de Van Gogh

Arrancamos el año con esta tremenda nota para compartir con todos los seguidores de este sitio. Déjanos tu comentario.-
Dios les bendiga!

LA FE DE VAN GOGH

No sobresalía en medio de aquella mega iglesia londinense, pero lo había llevado allí su fe y el anhelo de escuchar a uno de los mejores predicadores del mundo, Charles Spurgeon. Usaba sus sermones para predicar en los barrios pobres de Londres adonde había llegado para servir a otros como lo haría Jesús. 

Era nativo de Holanda y su nombre era Vincent Van Gogh. Había crecido en un hogar de pastores calvinistas en Holanda y anhelaba ser ministro. Se había topado en su propio país con muchos obstáculos para alcanzar su meta dado su temperamento depresivo. Había llegado a Inglaterra enfatizando que la vida debía vivirse pasando por dificultades.   -“El agua viene a los labios,” señalaba Van Gogh, “pero no llega más arriba.”

A su regreso a Holanda, contempló asistir al seminario en la universidad, pero tenía dificultades con el latín y el griego a pesar de hablar tres idiomas. 

Al final terminó graduándose en un colegio Bíblico y se convirtió en pastor misionero en una comunidad minera...pero no le fue bien allí, ni en otros dos lugares donde sirvió. 

Eventualmente tuvo que buscar otra línea de trabajo en una galería de arte y estableció una relación afectiva con su primera modelo que acabó mal. Todo esto impactó sus creencias, pero no se hizo ateo por ello.

Ver a los pobres se convirtió en su nueva religión - Dios estaba con los pobres, miserables, desolados y solitarios  y donde estaban ellos se podía ver a Dios.Entonces, Vincent empezó a articular una nueva fe, una fe a través de la estética, del arte,  que iba más allá del sistema de pensamiento dominante en su época:-"Hay algo que no puedo definir como un sistema aunque es muy vital y muy real, y es que veo a Dios, y la bondad de Dios .” Y, “Considero que todo lo que es realmente bueno y bello - lo que es intrínsecamente moral, espiritual y de sublime belleza en los seres humanos y sus obras - viene de Dios".

El amor fue para Vincent la mejor manera de vivir, el único amor. De hecho, le dijo a su hermano menor Teo que aquellos que aquellos que se enamoraban una y otra vez eran mas serios y santos que aquellos que sacrificaban su amor y corazones por una idea.

La fe de Van Gogh cambio de una doctrina evangélica a una fe en la belleza expresiva. Empezó a pintar y dibujar a los 27 años y diez años después había realizado más de 900 pinturas y 1.600 dibujos aunque solo vendería una obra en vida.

No obstante, escribió "Estoy lejos aún de ser lo que quiero ser, pero con la ayuda de Dios lo lograré".  Su éxito no residía en vender, sino en plasmar su visión de Dios.

"La noche estrellada", una de sus obras más famosas la pintó con lo que veía desde la ventana del Sanatorio donde había sido recluido en Saint-Rémy-de-Provence. La pintó durante el día, recordando los detalles que había percibido  la noche anterior. Explicaba luego, "Tengo... Una terrible necesidad... ¿Diré la palabra? De religión. Entonces salgo por la noche y pinto las estrellas." 

REFLEXIÓN

Hay quienes quieren reducir el talento de Van Gogh a una manifestación de su estado mental que se deterioró muchísimo hasta morir en 1890. Es fácil y hasta gratuito para los que no crean nada, atribuir superficialmente a las drogas o a salud mental la creatividad de algunos individuos extraordinarios. Si eso fuera así los manicomios serían la fuente número uno de artistas.

Una de las capacidades innegables del verdadero creador es el control. El arte no es un resultado aleatorio o un producto de la locura. Dios nos ha dotado de capacidades, talentos, dones y experiencias para que dejemos nuestra huella sobre esta tierra. Igual que Van Gogh tenemos luchas con nuestras creencias, dudamos y nos alejamos de El.  Pero una vez que hemos conocido a Dios íntimamente, no podemos negarlo nunca más, aunque nuestros actos humanos contradigan su propósito y su plan.

El mundo no entiende esto, porque la fe es vista por muchos como opuesta a la razón. No obstante, en las mayores exhibiciones de Van Gogh se ocultan las numerosas obras sobre temas de contenido bíblico. Pero la espiritualidad de artistas como Van Gogh no puede ser tapada con el dedo de un curador.

No es el emocionalismo o la sinrazón la que nos lleva de vuelta a Dios, sino la razón, es decir, la convicción de que El es real, y lo podemos ver en todo. No adoramos a Dios solo con palmas, o emociones, sino con nuestra mente.

Van Gogh veía a Dios en las personas marginadas y en las noches llenas de estrellas. Pero para plasmar esa verdad revelada se requiere estar mentalmente sobrio y en control. Van Gogh no era un loco pelirrojo cuando pintaba, sino un ser humano lleno de fe que plasmaba en el lienzo y en el papel lo que veía de Dios en todo.

FRASE DE PODER Con ayuda de Dios llegaré a ser quien El quiere que sea ESCRITURA Isaías 43:19  "Pues estoy a punto de hacer algo nuevo. ¡Mira, ya he comenzado! ¿No lo ves? Haré un camino a través del desierto; crearé ríos en la tierra árida y baldía."

Eres libre de empezar este año como quieras o puedes empezarlo con un nuevo entendimiento, que nada de lo que hagas o dejes de hacer pasara inadvertido, y que tu capacidad para transformar y crear algo nuevo que trascienda e impacte en este mundo, requerirá de una fe activada por la convicción y llevada a la vida con coraje. La decisión es solamente tuya.

Oro para que elijas el camino que desate el poder creativo de Dios en todo lo que emprendas.

Nota de: Juan Carlos Flores Zúñiga

TodoGospel

0 comentarios:

Búsqueda por Archivos

Suscribirse por Correo