Salmistas Quiénes Son


Este es un tema solicitado por los visitantes; trataremos de exponer lo más preciso sobre esta proposición tan actual y mencionada en nuestras iglesias.

Mucho se dice hoy de los salmistas, quiénes son en realidad, qué función tienen en la iglesia, son realmente siervos de Dios o nada más buscan fama ó éxito, sólo a los músicos se les llama de esta manera, influye la religiosidad, el estilo de vida, están apartados para algo en especial, de qué se trata todo esto...

En esta entrada dejaremos de lado muchas dudas y en especial comprenderemos qué es un salmista y sus características. Paso por paso estudiaremos lo que hoy por hoy llamamos , o llaman "Salmista".

A partir de la década del noventa apareció como un revuelo en esto de la alabanza en las iglesias, al parecer un nuevo despertar trajo nuevas modalidades a la hora de alabar y rendir adoración a Dios. Se terminaron los viejos "coritos", ya no solo guitarras "criollas" y aún los himnos tradicionales dejaron de cantarse en la mayoría de las congregaciones. 

Surgieron nuevos ministros de alabanza, un nuevo vocabulario alrededor de los músicos y la alabanza y tuvimos que aprender muchas aplicaciones frescas, recibir enseñanzas para poder ministrar y adorar en la iglesia. A raíz de todo esto surgieron, además, palabras que antes no se habían dado a conocer, al menos todo sucedió con el renuevo de la alabanza y una de esas palabras "desconocidas" es la de "Salmista".

Hoy la mayoría de los músicos son salmistas al menos suelen llamarse así. Hay que entender otras razones por las cuales nos llamamos y somos "salmistas" y estas las vemos a continuación:




Privilegio que tenemos en Dios.
Debemos entender que es un gran privilegio pertenecer al pueblo de Dios. Dice en la Biblia 

"Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios; Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra.
No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos;
sino por cuanto Jehová os amó, y quiso guardar el juramento que juró a vuestros padres, os ha sacado Jehová con mano poderosa, y os ha rescatado de servidumbre, de la mano de Faraón rey de Egipto.
Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones;
y que da el pago en persona al que le aborrece, destruyéndolo; y no se demora con el que le odia, en persona le dará el pago.
Guarda, por tanto, los mandamientos, estatutos y decretos que yo te mando hoy que cumplas".
 (Deuteronomio 7: 6 - 11). 
Tenemos una Identidad: Santo, escogido, especial. Fuimos santificados para Dios y tenemos una meta ser santo cada día. Dios nos apartó, nos separó y nos eligió para servirle porque es su propósito que le sirvamos.



Llamado de Dios en nuestras vidas.
Si sos un músico en tu iglesia, o un maestro, o un líder, o predicador, ó tenés un llamado especial para serlo y ejercer algún ministerio dentro de la iglesia debes saber que tenés un llamado de Dios, por eso estás donde Él te ha puesto y eso es servir a Dios.

Lo que mantiene vivo el fuego, la visión, el ministerio es el llamado que Dios un día ha hecho en nosotros. En algún momento de nuestra vida cristiana hemos sentido en el corazón como una ardiente pasión por hacer una misión especial, cumplir con lo que el Señor quiere que hagamos para Él. Si no hay llamado en nuestras vidas no hay servicio; el llamado y el servicio van de la mano.
Aunque cabe destacar que muchos "sirven" sin haber tenido un llamado en sus vidas, por eso luego se ven las consecuencias que no dan frutos esperados y tienden a abandonar, dejar a un lado lo que hacían para Dios. Pero este es un tema para tratar en otra entrada y más específicamente.

Siempre tenemos que esperar a que en nuestra vida surja un llamado verdadero para que no se perjudique o dañe la obra de Dios y tampoco tu vida. El Señor quiere que le sirvamos con un corazón humilde, sincero, guardar nuestro corazón para servirle a El es deber de todo cristiano, de todo joven que desea dedicar su vida para la obra de Dios.
Vamos a ver un ejemplo en la Palabra para entender mejor de lo es el llamado, cuando Dios llama a Mateo y leemos esta historia, justamente en Mateo 9: 9 - 13 " Pasando Jesús de allí, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y se levantó y le siguió. Y aconteció que estando él sentado a la mesa en la casa, he aquí que muchos publicanos y pecadores, que habían venido, se sentaron juntamente a la mesa con Jesús y sus discípulos. Cuando vieron esto los fariseos, dijeron a los discípulos: ¿Por qué come vuestro Maestro con los publicanos y pecadores?
Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento".

y en Lucas 5: 27 - 32 "Después de estas cosas salió, y vio a un publicano llamado Leví, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y dejándolo todo, se levantó y le siguió. Y Leví le hizo gran banquete en su casa; y había mucha compañía de publicanos y de otros que estaban a la mesa con ellos. Y los escribas y los fariseos murmuraban contra los discípulos, diciendo: ¿Por qué coméis y bebéis con publicanos y pecadores? Respondiendo Jesús, les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento".


En estos dos pasajes se cuenta la misma historia; les recuerdo que el libro de Mateo fue escrito a los judíos y Lucas a los gentiles por eso la diferencia de nombres pero es la misma persona Mateo = Leví; Te pregunto, ¿qué es lo que te impacta de esta historia cuando Jesús llama a Mateo a seguirle...?

A mí lo que me llama la atención es que Mateo lo dejó todo para seguir al Maestro, no dudó ni por un momento lo dejó todo, se levantó y le siguió.

¿Cuál fue el resultado de Mateo? ¿Qué encontró él? La respuesta la vemos en Mateo 13: 44-46. Estas son las únicas palabras de Mateo, no se relatan en otro libro o epístola de la Biblia. Lo que ocurrió, en el corazón de Mateo, es que encontró la Perla = Tesoro = a Jesús.


CUANDO DIOS NOS LLAMA, NOS DA UNA MISIÓN


¿Tienes un llamado especial para servir a Dios? ¿Hay una misión que crees debes cumplir? ¿Cuál es tu misión? ¿Has tenido un verdadero llamado para servir a Dios? ¿Crees que lo que hoy estás haciendo para Él es realmente lo que quiere? Si es necesario hacer un alto en tu vida de servicio, hazlo, es porque Dios quiere levantarte aún más y ponerte en el lugar que Él tiene preparado para vos.
Disponer toda nuestra vida para el servicio, ya sea como músico, pastor, predicador, maestro; todo requiere de una sincera disposición. Cuando el Señor nos llama su Presencia nos acompaña, su Palabra nos respalda, es un gran privilegio servir a nuestro Señor; debemos hacerlo con sinceridad en nuestro corazón no a cambio de algo sino sabiendo que nuestra obra no es vano. (1º Cor. 15: 58) "Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano".
Si tienes un llamado en tu vida cúmplelo como el Señor quiere.


Creado y Publicado por TodoGospel

0 comentarios:

Búsqueda por Archivos

Suscribirse por Correo