Principios para el Éxito: Una joyita

Tenés todo para ser una joyita

Quita las escorias de la plata, y saldrá alhaja al fundidor”.
Proverbios 25.4
Para que el fundidor pueda hacer una alhaja debe tener la plata sin escorias porque, por mejor que sea el que funde y valiosa la materia prima, si esta no está purificada no podrá realizarla.

Todos los creyentes son valiosísimos, pero no todos terminan convirtiéndose en una alhaja, y esto es porque no quitan las escorias de su vida. 

Muchos piensan que el fundidor se ocupará de quitar las escorias cuando, en realidad, eso debemos hacerlo cada uno de nosotros. 

Necesitamos entender que debemos identificar y quitar las escorias de nuestra vida, para poder purificarnos y que Dios pueda hacer una obra preciosa en nosotros y a través de nosotros.

Por más que avance el proceso, si las escorias siguen estando se frustrará la realización de la alhaja.

Escorias internas:

  • Pecados no confesados o confesados y no abandonados.
  • Hábitos negativos no reconocidos o reconocidos y no abandonados.
Escorias externas:
  • Relaciones nocivas inconscientes o conscientes pero no dejadas.
  • Ámbitos nocivos inconscientes o conscientes pero no dejados.

Aplicá esto a las distintas áreas de tu vida, para que puedas desarrollarte en cada una de ellas y tener una vida preciosa.

Tampoco dejes de aplicar el principio con las personas que discipulás pues, si estas no quitan sus escorias, por mejor que los discipules no crecerán.

Dios nunca deja de trabajar en nuestra vida, quitemos sin falta y sin demora todas las escorias que tengamos para que el Señor complete su obra maravillosa en nosotros.

Yo bendigo tu vida para que con la ayuda de Dios quites todas las escorias y te conviertas en la alhaja que el Señor determinó que seas.


Publicado con Permiso
TodoGospel

0 comentarios:

Más Leído...

Las 7 Pruebas de Job

La Figura de Job y el concepto de "Prueba" "Mis amigos son mis escarnecedores; mis ojos lloran a Dios" (Job 16...

Búsqueda por Archivos

Suscribirse por Correo