Principios para el Éxito: Fórmula de Crecimiento

Una fórmula para crecer

Porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto.
Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo
”.
Juan 7.4

NVI:porque nadie que quiera darse a conocer actúa en secreto. Ya que haces estas cosas, deja que el mundo te conozca”.

Si bien este versículo habla acerca de los milagros de Jesús y el interés que tenían sus discípulos porque se dieran a conocer, también contiene un principio poderoso para nuestro crecimiento.

Cuando a la excelencia se le suma el darla a conocer, esta se convierte en una fórmula para crecer.

Si vos desarrollás excelencia en cualquier área en la que te desempeñes pero no la das a conocer no traerá verdadero crecimiento en tu vida. 

Este principio apunta a las distintas áreas de nuestra vida y necesitamos trabajar en ambos aspectos, desarrollando excelencia pero también dándonos a conocer. 

No es casualidad que haya mucha gente con tantos talentos y con tanta excelencia en lo que hace y sin embargo pasan los años y no pueden crecer y desarrollarse en la vida. 

Para que esto no siga sucediendo necesitan desarrollar confianza y entusiasmo para transmitir aquello con lo que fueron bendecidos por Dios. 

Por supuesto hablamos de promocionar y publicitar lo que hacemos de forma sana y no cayendo en la pedantería o en fanfarronear, ya que esto nos va a desprestigiar.

Si vos querés ser promovido en la vida debes dejar de estar escondido, pues la Palabra enseña que ninguno que quiere darse a conocer actúa en secreto. 

Hoy yo te digo, ya que hacés estas cosas, dejá que el mundo te conozca, es decir, rompé el caparazón de la falsa modestia, de la humildad mal entendida, del temor y de la timidez y abrite al mundo entero.

Recordá que por más valioso que sea lo que hayas recibido y lo que hayas desarrollado, si no lo das a conocer, no te servirá de mucho ni a vos ni a los demás. 

Que en este tiempo puedas compartir todo lo que has recibido dándolo a conocer a los que te rodean para que puedas crecer y, también, ser de bendición para los demás.

Yo bendigo tu vida para que compartas lo que Dios te ha dado y el mundo pueda conocerte, así podrás crecer y ser de bendición a los demás.

© 2016 – Todos los Derechos Reservados –
Agradecemos que compartas este mensaje entre tus conocidos por correo electrónico y redes sociales, y conserves la integridad del texto, y mencionando su fuente y autoría.  Principios para el éxito Pastor Daniel González

Publicado con Permiso
TodoGospel

0 comentarios:

Más Leído...

Las 7 Pruebas de Job

La Figura de Job y el concepto de "Prueba" "Mis amigos son mis escarnecedores; mis ojos lloran a Dios" (Job 16...

Búsqueda por Archivos

Suscribirse por Correo