Principios para el Éxito: La Tentación

La tentación

Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido”.
Santiago 1.13-14

Lo primero que uno debe diferenciar es la tentación de la prueba porque muchas veces tienden a confundirse.

La prueba es permitida o enviada por Dios para nuestro desarrollo, crecimiento y madurez, y el objetivo de esta es que nosotros seamos bendecidos.

La tentación tiene como objetivo nuestra destrucción, y esta nunca puede provenir de parte del Señor que nos ama y quiere lo mejor para nosotros.

Lo segundo que debemos tener bien en claro es que toda tentación puede ser resistida, y salir victoriosos en medio de ella.

No te olvides que la Biblia enseña que no seremos tentados más allá de lo que podemos resistir, y que Dios también nos dará la salida frente a dicha tentación.

Frente a estas dos premisas debemos primero resistir al diablo sabiendo que huirá de nosotros y segundo esforzarnos por llevar una vida victoriosa. 

El versículo 14 dice que cada uno es tentado cuando por su propia concupiscencia, es decir sus malos deseos, es atraído y seducido a actuar de forma contraria a la voluntad de Dios.

Por eso debemos alejar de nuestra vida los malos deseos pues estos son una pista de aterrizaje para las tentaciones.

Cuando esto no sucede, esos malos deseos conciben y dan a luz el pecado, primeramente en nuestro interior y después en el exterior pagando consecuencias muy negativas.

Mantenete siempre alerta porque el que cree estar firme debe mirar de no caer, no te olvides de sostenerte del Señor y no en tu supuesta firmeza. 

A la hora de ser tentado, no dejes de tener en mente lo que podés perder frente a tu caída y valora lo que tenés, actuando sabiamente.

La mayoría recapacita sobre lo que perdió cuando ya lo ha perdido, cuando la sabiduría radica en recapacitar antes de perder lo que tenemos. 

Yo bendigo tu vida para que con la ayuda de Dios puedas vencer toda tentación y vivir en santidad y plenitud.



Publicado con Permiso
TodoGospel

0 comentarios:

Más Leído...

Las 7 Pruebas de Job

La Figura de Job y el concepto de "Prueba" "Mis amigos son mis escarnecedores; mis ojos lloran a Dios" (Job 16...

Búsqueda por Archivos

Suscribirse por Correo