Principios para el Éxito: Testificar y Optimizar

Testificar y optimizar

Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo”.
Colosenses 4.5


Este versículo contiene dos aplicaciones para nuestra vida. La primera referida a nuestro testimonio y la segunda referida a la administración de nuestro tiempo.

Testimonio: La expresión “para con los de afuera” significa con los no creyentes, es decir, con los que no conocen a Cristo. 

En este sentido no hay testimonio más contundente que nuestra forma de vivir ya que la gente mira cómo andamos, y esa imagen que reciben puede o no atraerlos a Cristo. 

Nuestro testimonio no es un elemento decorativo sino uno muy significativo para la extensión del Reino de Dios. 

Podés hablarle a un no creyente, pero, si el mensaje no va acompañado de una vida que la respalde, difícilmente surta el efecto deseado. 

No te olvides de que los creyentes, por nuestra forma de vivir, tendríamos que ser referentes naturales en cuanto a la búsqueda de consejo por parte de los que no tienen al Señor. 

Administración del tiempo: “Redimir” significa aprovechar y, para llevar esto a cabo, será clave definir quiénes y qué cosas son las de afuera y quiénes y qué cosas son las de adentro. 

No dice que cortes relaciones y que dejes de hacer las cosas de afuera, sino que aprendas a redimir el tiempo cuando las hagas. 

Hacé una lista de las personas y de las cosas que son de adentro y dales prioridad en tu vida, no sea que lo de afuera termine anteponiéndose a lo prioritario. 

También préstale atención a la asignación de tu tiempo y no dediques un almuerzo a lo que se puede resolver tomando un café, no dediques un café a lo que se puede resolver con un llamado y no dediques un llamado a lo que no merece ser tratado.

Planificá minuciosamente qué tiempo y esfuerzo dedicarás tanto a lo de adentro como a lo de afuera y sujetate a lo que estableciste. 

Prepárate para que muchos no acepten tus cosas de adentro, ya que para ellos quizás no sean significativas, frente a esto mantenete firme en lo que hayas establecido.

Yo bendigo tu vida para que puedas vivir sabiamente y aprovechar el tiempo para extender el Reino de Dios y cumplir tu propósito en la Tierra.


Publicado con Permiso
TodoGospel

0 comentarios:

Más Leído...

Las 7 Pruebas de Job

La Figura de Job y el concepto de "Prueba" "Mis amigos son mis escarnecedores; mis ojos lloran a Dios" (Job 16...

Búsqueda por Archivos

Suscribirse por Correo