MENSAJES DE GLORIA: Oración y Alabanza

Muchas son las aflicciones del justo,
Pero de todas ellas le librará Jehová.
Salmos 34: 19

La palabra hebrea usada para aflicción significa agravio, desgracia, maligno, duro, arruinar. También fastidio, infortunio, maldad, adversidad, desastre, dificultad, perversidad, despedazar, calumniar, vivir injusticia, padecer aflicción, vivir desgracia, quebrantamiento, tristeza. 



Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.
Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;
no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.
2° Corintios 4: 16-18

La palabra utilizada para "librará" significa, arrebatar o quitar de ahí para poner ó plantar en otro lugar. También significa salvar, sacar, defender, recobrar, vestir, librar.

¿Cómo somos librados? 
Todo el salmos 34 nos dice la respuesta, los versos 15 y 17 dice; 
"Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos" "Claman los justos, y Jehová oye, y los libra de todas sus angustias"; 

Tremendo! porque está claramente expresado que no estaremos solos (as) en medio de la aflicción. 
En todo este salmo habla de oración y alabanza, está basado en estas dos (2) palabras: oración y alabanza que son armas para nosotros para enfrentar la aflicción.

¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas.
Santiago 5: 13

Oración:

Tenemos la armadura espiritual mencionada en Efesios 6: 10. En la oración se activa el poder de Dios, lo que hago en la dificultad define lo que está por pasar.
Desata el poder de Dios a través de la oración.
Una sola manera de orar es en el Espíritu de Dios. 
Recuperar la oración ungida por el poder del Espíritu Santo.

Alabanza:

Abre las puertas a la presencia de Dios.

Una de las debilidades más grande a la hora de orar es no saber qué y cómo pedir, el Espíritu mismo nos ayuda en nuestra debilidad.
Romanos 8: 26 ¿Qué pedir? es saber la sustancia de la oración. ¿Cómo pedir? la manera en la cual me acerco a su presencia, la intención del corazón, por eso Dios escudriña los corazones. 

Lectura: 
Efesios 6:18; 1° Tesalonicenses 5: 17, 19, Cantares 5: 20; Salmos 100: 4; Salmos 24: 7; Salmos 149: 5

Permitamos que la oración y la alabanza sean un estilo de vida en nosotros porque en medio de la aflicción son las armas que Dios nos ha dejado para transitar toda angustia, prueba o tribulación.-

TodoGospel

0 comentarios:

Más Leído...

Las 7 Pruebas de Job

La Figura de Job y el concepto de "Prueba" "Mis amigos son mis escarnecedores; mis ojos lloran a Dios" (Job 16...

Búsqueda por Archivos

Suscribirse por Correo